Blogia
COMUED San Francisco del Rincón, Gto.

EL TEMPLO DE SAN FRANCISCO DEL ASIS

EL TEMPLO DE SAN FRANCISCO DEL ASIS San Francisco del rincón se fundó legalmente en el año de 1607, en un lugar cercano al ojo de agua de la Hacienda de Santiago.
En este lugar permaneció hasta finales de 1613, cuando por continuas inundaciones solicitan autorización para trasladarlo a un lugar más alto.
No se tienen noticias de que en este primitivo asiento hayan edificado alguna capilla; es muy probable que sí, sí tomamos en cuenta que en aquellos lejanos años lo primero que se construía era la Iglesia de las casa Reales.

Los primeros que esparcieron la semilla del cristianismo en esta región fueron los hijos del Pobrecito de Asís, pertenecientes al cercano convento establecido en la villa de san Sebastián de León permaneciendo en esta actividad hasta el año de 1613. ellos sin duda, fueron quienes bautizaron al pueblo indígena como San Francisco, por su santo patrón, apellidándolo del rincón por el nombre de la estancia en que se asentó. A partir de este año el templo francorrinconés se seculariza, siendo uno de los primeros beneficiados el licenciado Pedro Loaysa, a partir por lo menos de 1616.

Ya establecidos los indígenas otomíes en lo que hoy es el centro de la ciudad, una de sus primeras ocupaciones ordenadas también en el mandamiento de traslado fue buscar el sitio idóneo para la construcción de la iglesia, las casas de justicia y la plaza pública, lugares los tres indispensables para la vida civil y religiosa de la comunidad.

Hacia 1631 el pueblo de San francisco del Rincón contaba con más de 150 indios y para fines de ese siglo era el pueblo más importantes de la alcaldía Mayor de León.

A fines del siglo XVII el templo parroquial francorrinconés amenazaba ruina, pues así lo manifiestan los indígenas en 1690: “ Es una capilla pequeña que reedificamos para tener donde nos administre por estar la iglesia que hizo en la fundación de nuestro pueblo cayéndose ...”

Hacia 1694 la iglesia llevaba mucho tiempo cerrada, pues el 16 de octubre del año citado los francorrinconeses solicitan autorización para llevar el templo parroquial en el mismo lugar que el anterior “ porque en dicha iglesia están enterrados todos nuestros antecesores y fundadores de este pueblo”.

La construcción del templo de San Francisco de Asís cubre casi un siglo; se inicia a fines de 1694 y se da por terminada hacia 1783. La torre del campanario se le añadió en el siglo XIX. En su construcción se empleó cantera sacada del cerro de los Salados y las cofradías indígenas trabajaron activamente en la recolección de fondos para pagar mano de obra de arquitectos, alarifes, pintores y peones.

La planta del templo de San francisco de Asís es de cruz latina, compuesta por la nave, el crucero y el presbiterio, tiene tres accesos, dos laterales y uno en la fachada principal. La fachada principal está compuesta por un eje central por un acceso con arco de medio punto, desplantado sobre jambas y un entablamiento sobre el que se abre una ventana rectangular muy alargada, ya en el segundo cuerpo.

No se sabe con exactitud la fecha en que san Francisco del rincón fue elevado a categoría de parroquia, pero en mayo de 1657, cuando el obispo Fray Marcos Ramírez de prado hace su visita pastoral a este pueblo, ya se le menciona como parroquia. La iglesia es el lugar de reunión por excelencia. A ella concurren todos los vecinos, ricos y pobres. Es el centro de la vida religiosa de un pueblo pequeño, como era en sus inicios San Francisco del Rincón.

En alguna época de nuestra agitada historia se pretendió que la escuela ocupara el lugar de la iglesia, pero fracasó este loable intento. Hoy que la ciudad ha crecido en todos los sentidos; que la vida cultural, social, política y laboral se han diversificado, la parroquia aún continúa siendo en centro de colectividad, pues el fancorrinconés sigue aferrado a sus tradiciones y creencias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres